viernes, 14 de noviembre de 2008

Un viernes de noche y día



Maldita bola que no permite que mis pulmones
se muevan.

Malditos ojos que no permiten que mis párpados
se queden abiertos.

Malditas manos que no permiten que mis palmas
se queden secas.

Ganas irremediables porque me obligues a besarte
y sacar de mi pensamiento la lujuria que me mata dentro.

Un viernes
de noche
y día.


Poesía: Vero Toussaint, Foto: Alma Ramos

3 comentarios:

Gin666X dijo...

¿eh?

Kaiser Soze dijo...

neeeell.. cronica de una muerte anunciada?.. neeeeel.. los besos no se piden se toman.. pero eso si.. piense las consecuencias mayestrazaaaa..

Chopperstardust dijo...

ja ja ja ja nada de eso... simplemente algo que pasó y quedo registrado. ¡CLIK!