lunes, 13 de abril de 2009

Historias de Montaña, Cápitulo II




Cápitulo II: Salida Iztaccihuatl 7 y 8 de abril 2009

Crónica de un mal de montaña...

El plan era ir a a campar al albergue Altzomoni y empezar a subir a las 3h con el Fresco (un cuate bien buena onda ja ja ja) y encumbrar máximo dentro de las 9h.

Con toda la calma salimos de la cuidad a las 14h, éramos 6 en esta ocasión, (Franco, Cinthya, Juan Jo, Quique, Bekaraña y Alma) el trayecto al albergue fue totalmente turístico con escala gastronómica y cultural, como quien dice: "anduvimos puebleando".

Llegamos al Altzomoni nos instalamos para descansar, después de una ronda de cartas y carcajadas nos fuimos a dormir muy relajados.

Fue duro despertar estabamos durmiendo muy calientitos, finalmente logramos salir del albergue y comenzamos la salida desde la Joya, los primeros pasos siempre cuestan trabajo pero se disfruta mucho caminar con la luz de la luna y las estrellas, por cierto teníamos luna llena.

En esta salida reafirmamos cosas importantes, "cuidar los detalles", sabemos que llevar el equipo necesario es indispensable para cualquier salida pero no solo se trata de llevar lo necesario sino hacer uso correcto de todo y estar al tanto de lo que va sucediendo, no solo contigo sino con los que te acompañan, al final si no vas solo el cumbrar es un trabajo de equipo, sabemos que no puedes abandonar a tu cordada y mucho menos exponer la seguridad de todos, es fácil, seguir las reglas garantiza un 99% que tu salida sea exitosa y segura, el otro 1% se lo dejamos a lo que por nada puedes prevenir.

Y como de lo que se trata es de aprender ahí les va el chisme, resulta que Juan Jo con el objetivo de entrenar duro para el Pico de Orizaba se separo de la cordada y quedo atrapado en la peña del primer portillo, tratando por todos lados de volver al camino desgastó mucha energía, por nuestra parte todos preocupados por que no lo veíamos paramos, por indicación de Franco me adelante dos portillos a ver si lo veía, y nada que lo veía, creo que nunca había cruzado esos portillos tan rápido, mientras tanto Franco escalaba la peña mortal para buscarlo, finalmente lo encontró y volvieron al camino, Franco y Cinthya volvieron al albergue ya que Cinthya se estaba congelando, Beka, Quique y Juan Jo me alcanzarón al final del tercer portillo y seguimos subiendo.

Ya con el horario retrazado y en terreno "conocido" nos pego el amanecer que sin duda siempre son geniales o al menos así me han tocado, fue a unos pasos de la rodilla que me empezó a pegar la altura y comencé a marearme, nos detuvimos un momento, pero el mareo no se detuvo y fue cuando Juan Jo y yo decidimos volver, ambos estabamos cansados por el desgaste innecesario de la primera hora de ascenso, también es importante saber cuando renunciar, es difícil pero se puede poner peor más arriba, mientras bajabamos el dolor de cabeza comenzó y las nubes acechaban la montaña viajando a toda velocidad sobre nuestras cabezas lo cual no ayudaba a que el mareo pasara, todo un viaje sin psicotrópicos que me avente, para nuestra fortuna Leo también andaba por ahí, así que usamos su carpa que aún se encontraba en el área de acampado para dormir y recuperarnos un poco. Mientras tanto se escribia otra historia desde la rodilla...

Abajitoo de la rodilla seguimos Quique y yo (Bekaraña)... según los calculos de la superpoderosa Alma nos faltaban como 2 o 3 hrs para la cima, ya era un poco tarde eran pasaditas las 9h.
Caminamos y caminamos hasta llegar al Ayoloco, nos pusimos los crampones.. (yo me los puse mal.. ya verán..) y en la cima parecía estar Leo y su equipo, cuando voltee a mis espaldas y vi como las nubes iban subiendo y casi alcanzando el camino por donde veníamos me entró un miedo adrenalinoso de que si esas nubes nos alcanzaban todo iba a valer queso... hacia la cumbre se veía despejado y Leo se las sabe... así que el plan era alcanzarlo en la cima... así que a paso alpino super express... cruzamos el glaciar en corto, subimos las últimas lomitas y alcanzamos a Leo en la cumbre negra a las 11h. en punto. Llegue con un crampon puesto y otro no.. me lo abroche mal y en el último tramito se safó...!! Leo me dijo como es la forma correcta de ponerlos.. ji... no vuelve a pasar compañeros eso es importante...
el clima se iba cerrando y Leo nos dijo pues vamos de bajada... y la sensatez alpina me decía sip... hay que bajar ya mismo con Leo, ni modo te quedaste a 50 metros de la cumbre.. Leo andaba preparando a su equipo pa bajar, y en eso como que se despejo la cima... y voltee a ver a Quique y el a mí con carita de vamos a la cumbre en chinga !  SIP...! Leo empezó a bajar.. y Quique y Bekaraña decidieron subir de volada a la cima... Llegamos CUMBRE !!!!! Vimos el glaciar del pecho.. que vista... que sensación... !!! 
Estuvimos ahí como 2 minutos, nos tomamos foto... foto a beka, foto a quique, corre que las nubes vienen y te comen !!! Así que bajamos hechos la raya.. y alcanzamos a Leo antes de cruzar el Ayoloco de vuelta ! Las nubes subían y el cielo se cerraba... así q le aceleramos...
De bajada antes del glaciar un crampon asesino le hizo un hoyo a mi pantalón he hizo que me cayera.. ! Peligroso... no me paso nada, era arenal.. solo dos piedritas me pegaron en las espinillas.. mucho cuidado eso no se hace.. allá arriba.. 
Seguimos Quique y yo dos tres rápido, nos adelantamos hasta llegar antes de la cruz de Guadalajara pues la neblina ya era mucha y no estabamos seguros del camino, Leo y sus secuaces ya no se veían, así que decidimos esperarlos.. bajamos con ellos eso paso de Guadalajara.. seguros y con mucha calma.. guiados por Leo Montaña... y ya.. de ahí bajamos volando el Quique y yop..
Teníamos la gran ilusión de al bajar a la Joya comer unas deliciosas quecas con polvo... pero la doña de las quecas no estaba !!!  Vimos a todos.. a Franco, Cinthya, Juan Jo, Alma y nosotros... 
todos abajo sanos y salvos .. con un poco de hambre.. jee ! Comimos quecas  del día anterior... calentadas en la cosa esa de gas de Franco.. ricas también.. (nota: eran de queso y nopal ! ) (nota 2: beka no come nopales..) (nota 3: el hambre es cabrona y te hace comer lo que sea... hasta nopales !!) jejeje

Tuvo Increible... ! Gracias a todos los alpinos que estuvieron en esta salida, a cada uno por sus enseñanzas y risas.. ! Los quiero, Bekaraña.

Como ven fue la salida de lo que no se debe hacer en montaña pero bueno así se aprende, pero insisto hay muchas cosas que se pueden evitar.
Felicidades a Bekaraña y Quique por la cumbre del Izta y gracias Juan Jo por bajar conmigo y la aspirina.

Fotografía: Volcán Popocatépetl minutos antes del mal de montaña 5000msnm.