lunes, 13 de abril de 2009

Historias de Montaña, Cápitulo III



Cápitulo III: Salida Pico de Orizaba 10 y 11 de abril 2009

¡¡La más esperada!!, todos listos y emocionados.
Banda Alpina asistente:
Cordada 1: Juan Jo y Jaffet
Cordada 2: Noemi, Beka y Alma
Cordada 3: Paco y Quique
Cordada 4: Franco y Manolo

Partimos a las 10h bien prendidos todos, todo apuntaba para ser un cierre de Trilogía memorable y asi fue.
Los 9 que salimos a buscar la cumbre la conseguimos, sin duda una gran satisfacción de club, de equipo y personal.

Llegamos a Tlachichutla para tomar el transporte 4x4 hasta el albergue, me llene de miedo y respeto cuando topamos a la vista el coloso, el glaciar interminable del que tanto hablaba Jaffet en verdad se veía imponente e inmenso.

El objetivo era muy claro y todos estabamos muy concentrados en ello, en el albergue preparamos el equipo que usaríamos, repasamos nudos y maniobras, comimos algo y descansamos, el ataque estaba programado a la una de la mañana, salimos muy puntuales, la luna no nos falló y nos acompaño hasta el amanecer, el clima estaba ideal, las 4 cordadas subiamos cada una a su paso, el plan era llegar a cumbre a las 9 de la mañana.

Subimos y subimos y subimos y subimos, la montaña interminable, el terreno de todo tipo, arenoso, rocoso, lodoso, hieloso, y todo lo que termine en oso, alrededor de las 5h. estabamos llegando al glaciar interminable, ahí topamos a todas las cordadas la cordada de Jaffet y Juan Jo ya nos llevaban como una hora de ventaja, (esos muchachos si que están en forma), le seguia la cordada de Franco y Manolo, luego nosotras (la cordada de chicas) y cerraba la cordada de Paco y Quique.

Cuatro horas de glaciar interminable en las que el desempeño, la comunicación y el trabajo en equipo estan a tope, nada ni nadie puede fallar, se reconoce el compromiso y la fortaleza del equipo, los ánimos y el procurar el uno del otro.
A medio glaciar... interminable, nos sorprendió el amanecer, de un lado teníamos la luna enorme brillando y del otro el sol calentandonos un poco los pies, las palabras son escasas pero la conexión es absoluta, los pasos y la respiración al unísono.

La satisfacción finalmente en la cumbre, ahí se te olvida que has caminado 9 horas con solo paradas necesarias, que lloriqueaste antes de llegar, que no has comido, que te duele la espalda... y que falta la bajada... ja ja ja...

¡Gran momento TODOS arriba!. Los primeros en llegar gracias a su paso alpino express, Jaffet y Juan Jo medio congelados esperandonos en cumbre, Franco y Manolo llegaron después, las terceras en tocar base fuimos las chicas, yeah!, lentas pero seguras y finalmente Paco y Quique.

A las 10 de la mañana los 9 estabamos pisando la cumbre, voy a citar las palabras de Franco cuando todos llegamos a la cumbre: "No manShes, ¡A huevo!, los chingo mucho pero me rinden bien"... Felicidades Franco, ItalianTrek saludo a México desde el punto más alto y más lejano de la Republica. :)

Después del momento de gloria, el regreso, que efectivamente fue laaaaaaaaargoooooooooo... y con el cielo cerrandose y tronando, sin parar y en piloto automático logramos salir del glaciar interminable y abominable ya en ese momento. El trayecto que hicimos de noche ya tenía un rostro y no era muy amable que digamos y seguia siendo interminable, finalmente el albergue, el 4x4 esperandonos y una comida bien merecida alrededor de las seis de la tarde, ¿Matón el Pico?... na mas tantito.

Y así fue como pasamos por los Volcanes de México lugares legendarios y llenos de historia, nos queda pendiente el Popo, apoyo la moción de una ascención clandestina ja ja ja...

Gracias a todos fue un placer compartir pasos y sueños realizados con todos y cada uno de ustedes, como dice Franco, "amigos en la montaña, amigos para toda la vida"

Un muy fuerte abrazo a todos.

Fotografía: Cumbre del Citlaltépētl, 5,610msnm.

1 comentario:

Gin666X dijo...

Chingada madre...